Nuestro Origen

El Seminario Evangélico Hispanoamericano, como primero se llamó al Seminario Bíblico Hispano, comenzó su ministerio el 4 de enero de 1973, bajo la supervisión y patrocinio de la Conferencia General Bautista (Baptist General Conference) y un grupo de pastores y líderes hispanos de la ciudad de Chicago.

Como todo ministerio en proceso de crecimiento, el Seminario ha experimentado tiempos muy buenos y épocas críticas. Sin embargo, nunca ha cerrado sus puertas y siempre ha servido con fidelidad al pueblo hispano. Aún más, el Seminario continúa expandiendo su visión y afronta con fe y valor los desafíos de la sociedad actual ¡A Dios sea la Gloria!